Contact Us Today+1 312-620-7551

Terapia Virtual Disponible  |   Hablamos Español | Citas Nocturnas y En Fines De Semana | Planes De Pago Flexibles | Aceptamos Seguros | Evaluaciones De Inmigración Disponibles

Terapia Virtual Disponible

Hablamos Español  |  Night & Weekend Appointments

Flexible Payment Plans  |  Insurance Accepted

Immigration Evaluations Available

stressed young Latinx woman struggling with imposter syndrome at work

¿Cómo afecta el síndrome del impostor a la salud mental de los latinos?

Ser latino en Estados Unidos conlleva hacer un mayor esfuerzo tanto para encontrar un lugar como para adaptarse a los entornos académicos y profesionales. Y debido a las altas exigencias a las que se enfrentan, ha aumentado el desarrollo del síndrome del impostor en los latinos.

El 70% de los trabajadores estadounidenses han experimentado alguna vez el síndrome del impostor, pero este suele afectar mayormente a las minorías, como lo es la comunidad latina. Los latinos representan el 18,7% de la población y el 17.3 % de la fuerza laboral de Estados Unidos, según cifras del censo oficial de 2021.

“No fue tan bueno, solo hice mi trabajo”, es una frase muy común de escuchar y que puede parecer una expresión de humildad. Sin embargo, detrás de ella realmente se oculta una condición de estrés, ansiedad inseguridad e inclusive depresión.

Qué es el síndrome del impostor

Al escuchar “Síndrome del Impostor” se suele pensar que se refiere a engañar a los demás, fingiendo ser algo distinto a lo que realmente se es. Pero ciertamente es todo lo contrario, es pensar de forma involuntaria, que quienes están alrededor tienen una idea equivocada de quien se es verdaderamente, y que no se es suficientemente capaz para realizar ciertas tareas u ocupar cargos importantes.

Los psicólogos Joe Langford y Pauline Clance (1993), definen el síndrome del impostor como la creencia de que los “logros no se produjeron a través de una capacidad genuina, sino como resultado de haber tenido suerte”.

Los síntomas del Síndrome del impostor pueden variar de una persona a otra, pero por lo general son:

  • Creer que no se merecen los logros, que son justos sino cuestión de suerte, o a recibir ayuda de los demás.
  • Se duda de las capacidades propias
  • Hay un temor constante a ser señalado como fraude
  • Sentimiento de culpa
  • Sentir que se ha fracasado aun cuando se ha superado y alcanzado el éxito
  • Fuerte sentimiento de ansiedad, depresión y desesperanza
  • Insatisfacción permanente

Tipos de impostores

La investigadora experta en el síndrome del impostor es la doctora Valerie Young, en sus trabajos ha clasificado cinco grupos de personas propensas a sufrir este trastorno:

Los perfeccionistas: Suelen ser personas que se trazan metas muy altas, por lo que siempre piensan que lo podrían haber hecho mejor.

Los individualistas: Este tipo de personas se niegan a recibir ayuda, ya que lo toman como un síntoma de debilidad. Sienten que si piden ayuda no demuestran su valor.

Los expertos: Son personas que piensan que se han sabido vender 'demasiado bien', que no han sido honestos en la selección y temen que se descubra.

Los genios naturales: Tienden a ser personas sin paciencia, se estresan y se agobian si no hacen las cosas con fluidez, rapidez y a la primera.

Los superhumanos: Estas personas buscan trabajar más duro que otros para mantenerse y seguir dando la talla. Por ello su salud física y su vida social suelen ser las primeras en sufrir las consecuencias.

Cómo se desarrolla el síndrome del impostor

El desarrollo del síndrome del impostor va ligado al perfeccionismo y al alto nivel de autoexigencia que se aplica a la persona. Por lo general se desencadena cuando se intenta alcanzar y superar los estándares, así como también el cumplir con algún estereotipo.

La psicóloga Pauline Clance afirma que la causa más importante del desarrollo del síndrome del impostor es el sentido de inseguridad. En su estudió señala que “algunas de esas causas son internas (baja autoestima y falta de autoconfianza) y otras externas (patrones familiares, estereotipos y diferencias salariales)”

Otras investigaciones también señalan que la identidad racial es una de las causas importantes para el desarrollo del síndrome del impostor, sobre todo entre las minorías de alto rendimiento.

El síndrome del impostor suele ser asociado en su mayoría a mujeres, sin embargo, las nuevas investigaciones demuestran que puede afectar a cualquier persona sin importar su género y su edad.

Un estudio de la Universidad Heriot-Watt y la Escuela de directores generales arrojó que más de la mitad de las mujeres encuestadas afirmaron haberse sentido impostoras, frente a sólo el 24% de los hombres.

Por otro lado, también las personas más jóvenes tienen mayor tendencia a sentirse impostoras, El estudio de la Universidad Heriot-Watt y la Escuela de directores generales aseguró que el 45% de jóvenes dijeron dudar de sus competencias, frente al 30% de los profesionales de más edad.

Latinos en Estados Unidos y el síndrome del impostor

Son diversos los factores que causan el desarrollo del síndrome del impostor en los latinos de Estados Unidos. Por lo general viene de sentirse diferentes debido a la discriminación, así como también por ser limitados a cumplir con un estereotipo.

Un estudio realizado en Universidad de Texas en Austin, señala que, el síndrome del impostor en personas latinas, suele estar ligado a la ansiedad dada por los estereotipos asociados a su raza.

Este síndrome afecta sobre todo a las mujeres latinas en su desarrollo en el área profesional y académicos. Puesto que, no se ven representadas en puestos de liderazgo, tanto por el sexismo como por su identidad.

Según un informe de 2020 de LeanIn.org y McKinsey & Company, sólo 71 mujeres latinas son promovidas por cada 100 hombres que ascienden a puestos directivos.

El tener siempre el pensamiento del estereotipo, lleva a los latinos a tener la preocupación por ajustarse a este de manera negativa sobre su grupo social.

Por lo que constantemente buscan confirmar que no son lo suficientemente buenos ya sea en el trabajo, en la escuela, o cualquier otra tarea que requiera mostrar sus habilidades.

Este síndrome afecta la salud mental de los latinos, ya que desarrollan un alto índice de ansiedad y depresión. De igual forma tienen fuertes sentimientos de desesperanza y de insatisfacción aun cuando alcanzan el éxito.

El síndrome del impostor y la salud mental

La psicóloga y TedTalker Elizabeth Cox explica que “los mecanismos psicológicos de quienes tienen el síndrome del impostor activan frenos internos que imposibilitan compartir grandes ideas, optar a ciertos puestos de trabajo o pedir merecidos ascensos. Es un virus que ataca el talento y merma las oportunidades.”

El síndrome del impostor deteriora la salud mental de las personas, haciendo que desarrollen patologías como la ansiedad, baja autoestima, insomnio e inclusive depresión. Y como consecuencia la vida laboral, personal e inclusos las relaciones sociales se ven afectadas

La terapia para superar el síndrome del impostor

Si bien el síndrome del impostor no está establecido como parte del Manual Diagnóstico y Estadístico de Enfermedades Mentales, es necesario tomarlo en cuenta y tratarlo a tiempo. Ya que estar atrapado por mucho tiempo en estos pensamientos, desencadenan el desarrollo de otras condiciones.

La psicóloga Valerie Young, explica que "Encontrar apoyo es fundamental, especialmente si eres el único, la única o de los pocos", para superar el síndrome del impostor. Por su parte, la Elizabeth Cox explica que, la mejor manera de combatir el síndrome del impostor es hablándolo, comunicándolo con los demás.

Al sufrir el síndrome del impostor, el miedo a preguntar acerca de su desempeño es mayor, ya que se teme que todos sus pensamientos sean confirmados. E incluso aun al escuchar comentarios positivos, no se logra calmar los sentimientos de fraude.

Es por ello que, para superar el síndrome del impostor lo apropiado es acudir a un profesional de la salud mental con quien se sienta confianza. De esta manera el experto hará una evaluación apropiada del caso, para realizar psicoterapia implementando las técnicas apropiadas para cada caso particular.

Todos tienen una historia y vivencias diferentes, por ello es necesaria la guía profesional. De esta manera descubre realmente cuáles son las distorsiones de pensamiento que giran en torno al sentimiento de inseguridad, para tratarlas de manera adecuada.

Scroll to Top