Book COVID-19 Virtual Therapy Appointment

Hablamos Español  |  Night & Weekend Appointments

Flexible Payment Plans  |  Insurance Accepted

Immigration Evaluations Available

Cómo se Propaga el Pánico y el Miedo en Tiempos Difíciles

 

Si te mantienes al día con las noticias que rodean a la pandemia de COVID-19, entonces es probable que seas consciente de las decisiones impulsivas que mucha gente está tomando. Las largas colas en las tiendas de comestibles, abasteciéndose de comida y artículos de aseo, arrasando con los pasillos de entretenimiento, todo esto es inducido por el pánico. El pánico es tan contagioso y se propaga tan rápido como el coronavirus. La forma en que el pánico toma el control es cuando la gente comienza a tomar toda la información que se genera ( a veces es engañosa) y comienza a moverse con ella. No ayuda el hecho de que las redes sociales sean un factor enorme en el suministro de noticias y actualizaciones, ya sea en relación con una pandemia mundial, desastres naturales, catástrofes económicas u otros casos. Observamos cómo se extiende exactamente este miedo y qué podemos hacer para frenarlo.

Respondiendo con miedo ante el peligro

A menudo, responder con miedo a situaciones de riesgo es todo lo que sabemos, al menos así es como nos sentimos en este momento. La naturaleza contagiosa del miedo y el pánico es un viejo fenómeno evolutivo que los investigadores han observado en muchas especies de animales y también en los humanos. Lo creas o no, el pánico que construimos puede servir como una valiosa táctica de supervivencia. 

Entonces, ¿por qué entramos en pánico? Bueno, es simple. Nuestros cerebros están programados para responder automáticamente a las amenazas de nuestro entorno. La amígdala (la porción de nuestro cerebro que se encuentra en lo profundo del lóbulo temporal) es responsable de responder a estos momentos que nuestro cerebro categoriza como "amenaza". La amígdala recoge esta información sensorial y la analiza en busca de estímulos asociados al peligro. Desde allí, la amígdala envía la señal a otras partes del cerebro para cultivar la defensa y las respuestas al factor miedo. Estas respuestas a menudo vienen en forma de huida o miedo.

Sentimos el miedo de los demás 

Muchas especies de animales viajan en manadas, por lo tanto, si uno de ellos comienza a correr por su vida, otros miembros estarán obligados a seguirlo. Los seres humanos son criaturas sociales por naturaleza, tan parecidas a los animales, que cuando unos pocos nos asustamos, el resto nos inclinamos a hacer lo mismo. La gente es sensible al pánico o al miedo, especialmente expresado por los grupos con los que nos rodeamos. 

Hay una parte específica del cerebro, además de la amígdala, que es responsable de reaccionar al miedo de los demás. La corteza cingulada anterior (CCA) es lo que hace esto posible. Rodea el haz de fibras que conectan los hemisferios izquierdo y derecho del cerebro. Así que cuando ves a otra persona reaccionar a situaciones con miedo, tu ACC se activa. 

En definitiva, el contagio del miedo es algo real y es una forma efectiva de transmitir e inducir respuestas de defensa. 

Romper el ciclo del miedo: casi imposible 

Debido al hecho de que el contagio del miedo se extiende tan rápidamente, puede ser bastante difícil de controlar. Una vez que el miedo se desencadena dentro de una multitud, no hay tiempo para verificar las fuentes del terror. La gente confía en las acciones de los demás, así que si uno está corriendo, puedes esperar que el resto del grupo corra con ese individuo. A menudo, estos pánicos masivos terminan en tragedias, que es exactamente por lo que los funcionarios están instando a la gente a mantener la calma. Desde el estallido de COVID-19, la gente ha estado comprando artículos a granel, pero muchos de ellos no entienden cómo esto puede empeorar las circunstancias. Con más gente yendo a las tiendas, es más probable que el virus se extienda. 

El miedo no se limita a propagarse en entornos físicos. Los medios de comunicación también son altamente responsables de distribuir información y propaganda aterradora, manteniendo a la gente en un creciente estado de miedo. 

¿Cómo podemos impedir la propagación del miedo? 

Hay formas bastante simples de ayudar a mitigar el contagio y la propagación del miedo. Cuando estés en público, es mejor que permanezcas lo más tranquilo posible y mantengas tu estado físico relajado. La gente puede percibir cuando estás ansioso o asustado, incluso basándose en tu lenguaje corporal. Además, es mejor que no difundas información sobre seguridad que no esté aclarada. Es mejor que compartas información de fuentes confiables. 

Mantén la calma con Latinx Talk Therapy

En Latinx Talk Therapy, hacemos todo lo posible para asegurarnos de que mantengas la atención y la paz, incluso en los peores momentos. Contáctanos hoy para saber más sobre cómo estamos prestando nuestros servicios en medio del COVID-19.

 

 

Scroll to Top